viernes, 29 de agosto de 2014

Comer en Dubrovnik

La Perla del Adriático, la maravillosa y romántica Dubrovnik. Maravillosa, romántica y lleeeeeeena de turistas. Una pena no haber venido a Croacia unos añitos antes, cuando no la visitaba tanta gente y los precios no habían subido. Es lo que tiene ser una ciudad tan turística, que es difícil encontrar restaurantes auténticos que no vayan a la caza y captura del turista, que están llenísimos, con lo que el romanticismo se esfuma y que la calidad brilla por su ausencia. Nuestra recomendación si no quieres gastar mucho: comprar una botella de vino de las ricas que por aquí puedes disfrutar, algo de embutidos o algún rico paté de pescado y sentarte en alguno de los muchos miradores alejados del bullicio y desde los que románticamente puedes disfrutar de fantásticas vistas a la Ciudad Vieja.

Si este plan no te seduce mucho te damos algunas ideas sobre dónde puedes comer de manera aceptable y de donde NO tienes que ir si no quieres ser timado, pero sobre todo, no comáis en la Calle Prijeko, es donde suelen ir a parar todos los que bajan de los cruceros. Los precios son carísimos y el pescado no suele ser muy fresco.
  • Restaurante Kamenice (Plaza Gunduliceva). No es tan barato como hace algunos años, pero la calidad es buena, las raciones abundantes y los precios bastante aceptables para los sablazos o el mal servicio que dan en otros sitios. Se come pescado y marisco fresco y también buenos rissottos. Siempre hay mucha cola y no se puede reservar. Llegas, te pones a la cola y esperas turno. Pero la plaza es muy bonita y la cola va más o menos rápido. Además, si vas en agosto podrás disfrutar del festival de música mientras esperas.
Rissotto con gambitas
Calamares Fritos
Salpicón de Pulpo
  • Buza Bar (Buza 1 y Buza 2. El 2 es mucho más pequeño, al sur de la Calle Principal), unos "chiringuitos" incrustados en una abertura de la muralla, sobre las rocas. No puedes perdértelos al atardecer. Solo tienen bebidas y un poco caras, pero merece la pena. Una cerveza fresquita y la isla de Lokrum al fondo, no se nos ocurre un plan mejor. 
  • Baracuda (Bozidareviceva 10, Old Town). No es un local para disfrutar con la comida, como mucho es un sitio para quitar el hambre. Las pizzas son pasables, aunque de tamaño pequeño, pero la lasaña es incomible. Una cazuela pequeña con mucha bechamel, dos pequeñas placas de pasta, casi nada de verdura y totalmente quemada por arriba. Además, hay que tener cuidado con las cantidades de vino que sirven, intentan engañarte y cobran precios abusivos. Yo lo evitaría. Por cierto, como en muchos sitios en Croacia, no aceptan tarjetas de crédito.



No hay comentarios:

Publicar un comentario