lunes, 1 de abril de 2013

Restaurante Maricastaña

Restaurante Maricastaña
Plaza del Álamo, 7
654 248 583
Castaño del Robledo 
Sierra de Aracena
Huelva

Conscientes de lo difícil que debe ser llevar un restaurante, a veces nos preguntamos qué valoran más: llenar el comedor aunque el servicio sea "regulero" o llenar sólo las mesas a las que puedes dar un servicio óptimo. Es verdad que con la primera opción te llenas los bolsillos ese día, algo nada fácil en los días que estamos viviendo, pero claro si a alguien le das un mal servicio no va a volver y esto antes quizá no importaba mucho si esa persona era un turista, eran uno o dos, pero hoy en día con las redes sociales hay que tener mucho cuidado con lo que se hace porque la repercusión puede ser tremenda. 

Hace un par de días hacíamos esta reflexión mientras "desesperábamos" por nuestra comida en este afamado restaurante de la bonita Sierra de Aracena. Y digo "desesperábamos" porque tardaron una hora de reloj en traernos el aperitivo de la casa, pedimos el vino al menos tres veces, para terminar tomando el Primer Plato sin bebida alguna y mordisqueábamos los piquitos y el pan mientras veíamos a las camareras correr de un lado para otro del comedor con un agobio evidente. Todo esto aderezado por el humo y los olores que salían de la cocina y que quedaron impregnados en nuestra ropa y por dos cortes de luz de una sobrecargada instalación. Una pena...

Es verdad que cuando llegó la comida se nos quitó un poco el mal humor que nos había dado tiempo a acumular y nos pareció riquísima, pero ya no sabemos si porque realmente lo estaba o por el hambre que teníamos. No, "al César lo que es del César". Hay que reconocer que la comida estaba buena, pero el servicio y la espera en un restaurante así es imperdonable. La fórmula de un buen restaurante es buena cocina + buen servicio, si falla una de las dos cosas no tienes un buen restaurante. 

Nos dejamos aconsejar y compartimos para empezar Una Ensalada de Aguacate y Bacalao (12,90€), seguimos con un Arroz con Setas y Costillas de Cerdo Ibéricas (16,50€/persona) y finalizamos con Flan de Huevo (4,90€) y Sorbete de Limón (3,80€). Todo rico, especialmente el Flan. A la Ensalada quizá le hubiese añadido algún fruto seco para darle un toque, pero tenía un aliño estupendo y el Bacalao estaba muy bien cocinado. Como aperitivo nos trajeron unas bolitas de Pringá sobre rodaja de tomate que decían muy poco.

Habíamos venido recomendados por un familiar al que le ha dado un poco de pena saber esto e investigando hemos sabido que el restaurante ha cambiado tanto de cocinero como de camarera principal y puede que esta sea un poco la explicación. Como consejo desde nuestra humilde posición les recomendaríamos que cojan sólo las mesas que su cocina y su servicio pueda atender y seguro que los comensales se lo agradecerán.






No hay comentarios:

Publicar un comentario