jueves, 9 de febrero de 2017

Bodegas F-Schatz, un trocito del paraíso en Ronda

Bodegas F-Schatz
http://f-schatz.com
bodega@f-schatz.com
Finca La Sanguijuela s/n
Ronda
(Málaga)

Entrar en la Finca La Sanguijuela es entrar en un mar de sensaciones. Imaginamos que así se sentiría Friedrich Schatz el día que llegó a tierras rondeñas y, casualidades del destino, vio como las siglas de esta maravilla de finca coincidían con las de su apellido. Está claro que las hadas se habían "compinchado" para poner esta finca en su camino porque el vino que aquí se hace no es un vino cualquiera, es un vino tocado por hadas y ángeles. 

Nosotros conocimos este vino por casualidad. Unas botellas llegaron a casa hace bastantes años, cuando mi padre comentó que al parecer estaban haciendo algo de vino en Ronda. Las abrimos y todos dijimos "¡jolin, algo de vino! ¿quién hace esto?" Desde entonces siempre habíamos tenido muchas ganas de visitar la bodega y por una u otra razón no habíamos podido. Hace unos meses conocimos a Carmen Aparicio, cordobesa enamorada de los vinos malagueños y con gran cariño por esta bodega y nos dijimos ¡se acabó posponerlo, esta semana nos vamos a Ronda y allí fuimos!

Desde el momento que escribes a la bodega sabes que esta visita va a ser especial. Friedrich, o como todos lo conocen en Ronda, Federico, nos puso en contacto con Antonio de la Empresa Milamores, encargado de enseñar la finca, explicar las distintas variedades de uva que plantan, el proceso de elaboración del vino y dirigir la cata. El nombre de la empresa está requetebién elegido porque la verdad es que Antonio nos atendió de "mil amores" y disfrutamos de una mañana estupenda. 

Yo ya sabía a lo que venía y era a llevarme "La Colección" debajo del brazo. ¿Qué le vamos a hacer?Pero es que estoy encaprichada del Chardonnay y el Rosado elaborado con Moscatel Negra que Schatz produce y se agotan tan pronto que de momento comprar la colección es la única forma de conseguirlos. Para ello tendré que sacrificarme ;) tomando Acinipo, que alguien me ha chivado que es el favorito de Federico, Pinot Noir, Finca La Sanguijuela y una maravilla de Petit Verdot para esas noches de manta, libro y vino.

Me encanta esa caja. Te sientes como Gollum en El Señor de los Anillos. Sí, ya sabéis, el de "mi tesoro..." y es genial encontrar las fichas de catas con la elaboración de cada uno, la pluviosidad, las horas de sol... Porque sí, porque tienen toda la razón, porque los vinos no pueden saber exactamente igual todos los años, porque es necesario volver a lo natural y beber "uvas y sólo uvas", porque es necesario cuidar lo que le damos a nuestro cuerpo...

La razón de porqué estos vinos son especiales es sencilla: familia, trabajo, cariño, esfuerzo... nada se deja a la improvisación. Todo se mima, todo se piensa, todo se siente...

Ya sólo nos queda invitaros a que vayáis a la bodega y a que disfrutéis sus vinos tanto como nosotros. 



















No hay comentarios:

Publicar un comentario