viernes, 12 de agosto de 2016

Richmond Tea Rooms: tomando el té en "El País de las Maravillas"

Richmond Tea Rooms
http://www.richmondtearooms.com
Richmond Street
Manchester
(Reino Unido)


Si Alicia se escapara del cuento de Lewis Carroll y le apeteciese un té, vendría aquí seguro. Este salón recrea a la perfección todos los excesos del "País de las Maravillas", así que los que le tenéis manía a esta niña, no os acerquéis. Aquí es imposible escapar a la magia. 

Situado en una callejuela del barrio gay, es un rincón bastante existoso, tanto, que es muy probable que tengas que esperar para sentarte. La gracia de la espera está en cotillear a la gente que espera contigo, puede ser de lo más variopinta.

Al entrar al salón, no podrás dejar de mirar todos los rincones y detalles, así como los platos, teteras y tazas en las que sirven la merienda. Porcelana que no tiene porqué ser del mismo juego, pero que aquí no desentona para nada.  Su carta está llena de riquísimos tés, sandwiches, panecillos, aperitivos, tartas, pastelitos... haciendo la decisión bastante difícil. Los precios son altos, pero las raciones son generosas. ¡Cuidado con las tartas, terminarse una es complicado, así que mejor compartir! 

Si quieres cenar, disponen de menú de cenas y también de cócteles. Estas se sirven en el salón de al lado que no es tan fantasioso, pero que también es curioso. 

¿Vas a Manchester? Pues date un paseito por el País de las Maravillas. 









viernes, 5 de agosto de 2016

BĀ, japonés malagueño

BĀ, japonés malagueño
http://www.grupogorki.com/restaurantes-grupo-gorki/ba-japones-malagueno/
Plaza de la Malagueta, 4
Antonio Martín
951 776 071

Lunes de 20.00 a 0.00 
De martes a sábados de 13.00 a 00.00

Desde que entras a BĀ, sabes que la experiencia va a ser especial. Las pistas van apareciendo poco a poco: un agradable recibimiento, una decoración fantástica (enamorados de ese techo), salvamanteles de hilo, esa pequeña piedrecita donde reposar los palillos... Todos los detalles están cuidados para hacerte disfrutar. Además este verano tienes una terraza que ya quisiéramos tener más cerca.

Si no eres un aficionado a este tipo de comida, no te preocupes, te ayudarán. Puedes comentar qué cosas te gustan y te aconsejarán en consecuencia. Si no tienes ni idea, deja que te digan los platos estrella de la casa y ¡a comer! Nosotros teníamos curiosidad con varios, pero como la lista era un pelín larga, mucho me temo que las visitas a esta casa van a ser frecuentes. 

Disfrutamos con el aperitivo de la casa, Edamame, que hasta ahora no habíamos probado y curiosamente es el aperitivo favorito de la última novela que he leído, Strange Weather in Tokyo. No sé cuántos platos se comerán a lo largo del libro. Nos supieron a muy poco los Nigiris Espeto por dos razones, porque son muy pequeñitos y porque están buenísimos. Rico el Tartar de Pez Mantequilla (14,50€), tanto que sé de uno que hubiese mojado pan la mar de a gusto. Nos gustó el Uramaki de langostino en tempura (13,50€) y disfrutamos como locos con las Gyozas artesanas de presa ibérica, calabaza y salsa barbacoa japo (11,75€), tanto que a puntito estuvimos de pedir otra ración. ¡Qué adicción! Son totalmente artesanales, tardan más de dos horas en hacer una tirada y eso se nooota. Al final optamos por probar los panecillos al vapor Bao de Cangrejo Frito y mayo de sésamo (7,50€) y Bao de Kōbe (6,75€), salivando con el último. 

Con una comida así, el postre no podía ser menos. Nos dejamos aconsejar y nos gustó muchísimo la Torrija en leche de coco con helado de vainilla (6,75€). Naaaada empalagosa. 

De la carta nos quedaron por probar algunas glorias como son el Usuzukuri de vieiras con sal de chorizo, el Tataki de atún o los Nigiri de atún picante, pero no vamos a descubrirlo todo desde el principio, ¿no? Tendrá que ser poco a poco, que lo bueno siempre se hace esperar. 

La experiencia es fantástica. Eso sí, los precios son los que son. Cuando hay calidad, buena materia prima, buen servicio... 

El bonito comedor
Pequeños detalles que lo hacen especial
Edamame
Nigiri espeto
Uramaki de langostino en tempura
Gyozas artesanas de presa ibérica, calabaza y salsa barbacoa japo
Bao de kōbe y huevo de codorniz
Tartar de pez mantequilla
Bao de cangrejo frito y mayo de sésamo
Torrija en leche de coco con helado de vainilla