martes, 29 de noviembre de 2016

Bún chà, de tapas por Ho Chi Minh City

Bún Chà 145
https://www.facebook.com/pages/Bun-Cha-145/1654023774819522
145 Bùi Viên
Ho Chi Minh City
Vietnam

Aunque casi todo el mundo habla mal de Ho Chi Minh City, nosotros la disfrutamos mucho. Quizá porque hicimos caso a los consejos de los que nos dijeron que lo mejor era empezar el viaje de Sur a Norte y así la emoción iría en aumento. Yo por mi me hubiese quedado en Hoi An, ciudad bonita como ninguna y no es que los arrozales de Sapa o la Bahía de Halong no nos hayan dejado marcados, pero es que la gastronomía de Hoi An es una auténtica delicia y sus calles y casas parecen sacadas de un cuento. 

Ho Chi Minh City es un caos de motos, tiendas, restaurantes callejeros (entiéndase por "restaurante callejero" una señora con un olla y tres minúsculas sillas en las que sentarse de forma incómoda para comerse un cuenco de fideos) y ruido, mucho ruido. En algunas zonas el caos es total y ese es el caso de ésta. Mochileros por doquier, señoras que quieren hacerte masajes, tuc-tucs que se ofrecen para llevarte a cualquier parte, vendedores gritando eso de "Lady, buy me something. Cheap, cheap"... y en medio de todo eso: ¡Bún Chà 145! Un local muy pequeño y coqueto que a la lengua se ve que es para extranjeros. No porque fuese caro, para los españoles Vietnam es realmente barato; pero sí es más caro que lo que se puede comer por la calle; eso sí, a primera vista más higiénico. Si llegáis y veis mucha cola no os desaniméis, la carta es muy corta y las mesas pequeñas, así que hay muchísima rotación.

Lo primero que harán al llegar es entregarte la carta en la que señalas las cosas que quieres probar y son más bien de tamaño tapa, algo que nos encantó porque así pudimos probar más cosas. No estábamos demasiado hambrientos, después de los festivales gastronómicos que llevábamos en el cuerpo y nos decidimos por los imprescindibles Rollitos, unas ricas Brochetas de Cerdo, un delicioso y adictivo Pescado frito en Arroz verde y una exquisita Ternera picada envuelta en hojas de betel. Aunque la especialidad del local es el Bún Chà, un plato del norte del país a base de fideos de arroz y carne, nos pareció demasiado pesado y nos inclinamos más por el estilo tapas, que tanto nos gusta. 

Creo que pagamos unos 12,00€ con las cervezas incluidas, así que ya me diréis. Pasamos un rato muy divertido y de recuerdo nos vinimos con los palillos, que tuvieron el detalle de regalarnos. ¡Que viva Vietnam!













No hay comentarios:

Publicar un comentario