viernes, 18 de marzo de 2016

VIII Granada de Tapas

Las rutas de tapas crecen como los champiñones: rutas tradicionales, para celíacos, modernas, de un producto determinado, japonesas... algunas son más acertadas y otras menos, algunos hosteleros se la toman más en serio y otros menos. Lo que está claro es que si hay una ciudad que sea la reina de las tapas esa es Granada, pero por eso mismo los restaurantes "granainos" lo tienen mucho más difícil para triunfar. Una gran parte del público va buscando la tapa gratis, que sea grande, sin importar mucho la calidad; algunos hosteleros aprovechan y suben el precio de la caña bastante más de lo deseado con lo que al final ir de tapas en muchos locales se convierte en una ruleta rusa en la que tú pagas desde 2,00€ por una caña y desde 3,00€ por una copa de vino y cruzas los dedos para que la tapa sea maja.

No sé a vosotros, pero a mi este juego cada vez me gusta menos. Tienes que inflarte a beber y no siempre tienes asegurado comer bien. Prefiero pagar un precio justo por la caña, que no me timen con el precio del vino, elegir qué vino quiero beber y qué tapa quiero comer. No os niego que nos encanta tapear en Granada, pero se está desvirtuando. Por suerte hay locales que se están empeñando en darle la vuelta al tema y que en eventos como "Granada de Tapas" echan toda la carne en el asador presentando verdaderas obras de arte culinario que bien merecen un viaje a la ciudad andaluza durante estas fechas.

Coger el folleto de esta Ruta es experimentar un subidón de proporciones tremendas. Es difícil saber por dónde empezar y eso que sólo puedes leer los nombres, no hay fotos. Dejándonos llevar por nuestra intuición, este año hemos disfrutado de cinco de las ocho tapas finalistas y hemos disfrutado mucho con el despliegue creativo de la mayoría de ellos. Las cinco finalistas que probamos nos encantaron, estaban en nuestras quinielas, pero si hay una que nos robó el paladar fue ¡Pues vaya remojón! de El Mexuar (Hotel Saray). Nos encanta la innovación con raíces profundas en la tierra y esta tapa lo representa a la perfección. Para nada desmerece la ganadora Hasta el rabo no todo es toro de Löwe con el pulpo de Motril como representación de la tierra y que maridaba de maravilla con el quinto de Alhambra o El Pañuelo de Boabdil de El Pescaito del Carmela, que era una preciosidad y un despliegue técnico. También nos gustó descubrir locales nuevos y con propuestas interesantes como La Seda, al que sin duda visitaremos o como nos encanta cocinar, apuntamos ideas estupendas como preparar la Carrillera con Cerveza negra, una propuesta deliciosa de Sibarius.

Os vamos a regalar algunas de las fotos que hicimos. Esperamos que disfrutéis y cojáis ideas.

Salmón bbq con guacamole, Sancho original
Empanado de kikos Villaroy, 7 Gatos Coffee & Beer
¡Ay, Carmela! Restaurante Carmela
Pañuelo de Boabdil con esencia de Graná, El pescaito de Carmela
Carrillera glaseada con cerveza negra Alhambra, setas y patata trufada, Sibarius
Pastela ecológica de espinacas y quinoa con crema de mango y remolacha, La Seda
Crujiente de corvina salvaje con vinagreta de naranja del valle y cherrys confitados
en aceite de Granada, Chikito.
Hasta el rabo no todo es toro, Gastro & Drinks Löwe
Cocogüejar carmeliano, La Cuchara de Carmela
Tartar de salmón con aguacate, virutas de Joselito, granada y caviar de aceite de oliva
Kiosko Las Titas
¡Pues vaya remojón! El Mexuar (Hotel Saray)

No hay comentarios:

Publicar un comentario