jueves, 15 de diciembre de 2016

RECETA: Pita rellena de "carnecita" del puchero, receta de aprovechamiento

Es verdad que no somos un blog de recetas. Miedo nos da con los super blogs de recetas que hay por ahí. Llevamos años siguiendo a Directo al Paladar, Gastronomía y Compañía, Webos Fritos o Mercado Calabajío, pero somos cocinitas, bueno... la mitad del blog es cocinitas y a veces nos pedís las recetas de algunos de los platos que enseñamos en las redes sociales, así que hemos pensado crear una pequeña sección para que os sea más fácil encontrarlas. 

Esta receta no tiene complicación ninguna y ha sido uno de los "aprovechamiento" que más nos han gustado en casa en nuestra época adolescente. En casi todas las casas, la carne del puchero se aprovechaba para hacer croquetas y la mía no era una excepción; pero a medida que las "nuevas modas" se apoderaban de las cocinas españolas, mi madre se las apañaba para transformar esa carnecita en el relleno de una lasaña de unas pitas o en el "topping" de una pizza.

Ingredientes:
- la carne que hayas usado para hacer puchero; en mi caso, la carcasa del pollo y ternera de jarrete. 
- una cebolla
- un pimento rojo
- un pimiento verde
- especies morunas
- AOVE
- sal 
- mahonesa
- tomate
- lechuga
- pan de pita

Elaboración:
Cortamos la cebolla y los pimientos en trozos muy pequeñitos. Añadimos un pequeño chorro de aceite de oliva y sal y dejamos que se haga despacio. Mientras desmenuzamos la carne del puchero y cuando la verdura está muy blandita añadimos la carne y las especies (al gusto). Removemos un poco para que se mezclen los sabores y ya tenemos nuestra "carnecita" lista. Ahora sólo queda tostar el pan de pita y rellenarlo con la carne, tomate, lechuga y un poco de mahonesa. ¡Os vais a chupar los dedos!

Ideas: 
En otra ocasión puedes preparar la carne de la misma forma, pero en lugar de rellenar pan de pita, puedes preparar unas pizzas. ¡Ya verás qué buenas!





martes, 6 de diciembre de 2016

Regalos gastronómicos 2016

Actualizado 13 de diciembre

En unas semanas tenemos encima la Navidad y todos nos volveremos locos de nuevo pensando qué regalar a los que queremos. La verdad es que nosotros cada vez apostamos más por los regalos-experiencia: catas, visitas a bodegas, cenas, fines de semana gastronómicos... ¿Te atreves a regalar algo diferente y a dinamizar la economía de nuestra zona. El año pasado ya os recomendamos algunos regalos y este año no iba a ser menos.  
  • Algún vino de la Bodega Niño de la Salina o de Bodegas Dimobe. Los puedes comprar en Visita Antequera (C/ Encarnación, 4) o en sus webs. Os recomendamos Al Fresco Tinto Dulce y Lagar de Cabrera Blanco. Si tu regalo es para alguien aficionado al vermú, Bodegas Dimobe tiene el regalo perfecto: Ventura 27.
  • Una cena o un almuerzo en el restaurante Refectorio en el precioso Hotel Convento La Magdalena o en Arte de Cozina. Ya sabemos que también los recomendamos el año pasado, pero después de haber sido galardonados con un Sol Repsol, no podemos resistirnos a volver a hacerlo. 
  • Una cata de vino dirigida por Carmen Aparicio, una experiencia que seguro querrás repetir y como las bodegas son diferentes, pues puedes regalar más de una. Las tarjetas de regalo las tienes en Visita Antequera.
  • Una visita guiada a "El Molino del Hortelano" en Casabermeja, para ver cómo elaboran su aceite, hacer una cata o tomar un desayuno molinero.
  • Alguna ruta organizada por Sendero Sur (C/ Nueva). En temporada hacen unas fantásticas Jornadas micológicas.
  • Una visita a la recientemente galardonada por su moscatel Gran Solera Bodega Cortijo La Fuente en Mollina. Podrás visitar la bodega y el viñedo y hacer una cata de sus vinos. 
  • Un lote de cervezas artesanas malagueñas: Al-Andalus, Debla, Gaitanejo, Omar Golden Ale... porque no todo va a ser vino y sabemos que hay muchos cerveceros. Las puedes adquirir en Visita Antequera (C/ Encarnación, 4).
  • Y aunque no se puede comer ni beber, hay un libro que es una joya para los aficionados a la gastronomía La Cocina Popular de Málaga de Fernando Rueda. No lo he visto en ninguna librería de Antequera (si alguien lo ha visto, ¿que nos cuente!), pero lo podéis comprar en La Casa del Libro.
¿Se te ocurren más regalos gastronómicos? ¿Quieres recomendarnos alguna otra tienda? Esperamos tus ideas.

Para más ideas: Regalos gastronómicos 2015



martes, 29 de noviembre de 2016

Bún chà, de tapas por Ho Chi Minh City

Bún Chà 145
https://www.facebook.com/pages/Bun-Cha-145/1654023774819522
145 Bùi Viên
Ho Chi Minh City
Vietnam

Aunque casi todo el mundo habla mal de Ho Chi Minh City, nosotros la disfrutamos mucho. Quizá porque hicimos caso a los consejos de los que nos dijeron que lo mejor era empezar el viaje de Sur a Norte y así la emoción iría en aumento. Yo por mi me hubiese quedado en Hoi An, ciudad bonita como ninguna y no es que los arrozales de Sapa o la Bahía de Halong no nos hayan dejado marcados, pero es que la gastronomía de Hoi An es una auténtica delicia y sus calles y casas parecen sacadas de un cuento. 

Ho Chi Minh City es un caos de motos, tiendas, restaurantes callejeros (entiéndase por "restaurante callejero" una señora con un olla y tres minúsculas sillas en las que sentarse de forma incómoda para comerse un cuenco de fideos) y ruido, mucho ruido. En algunas zonas el caos es total y ese es el caso de ésta. Mochileros por doquier, señoras que quieren hacerte masajes, tuc-tucs que se ofrecen para llevarte a cualquier parte, vendedores gritando eso de "Lady, buy me something. Cheap, cheap"... y en medio de todo eso: ¡Bún Chà 145! Un local muy pequeño y coqueto que a la lengua se ve que es para extranjeros. No porque fuese caro, para los españoles Vietnam es realmente barato; pero sí es más caro que lo que se puede comer por la calle; eso sí, a primera vista más higiénico. Si llegáis y veis mucha cola no os desaniméis, la carta es muy corta y las mesas pequeñas, así que hay muchísima rotación.

Lo primero que harán al llegar es entregarte la carta en la que señalas las cosas que quieres probar y son más bien de tamaño tapa, algo que nos encantó porque así pudimos probar más cosas. No estábamos demasiado hambrientos, después de los festivales gastronómicos que llevábamos en el cuerpo y nos decidimos por los imprescindibles Rollitos, unas ricas Brochetas de Cerdo, un delicioso y adictivo Pescado frito en Arroz verde y una exquisita Ternera picada envuelta en hojas de betel. Aunque la especialidad del local es el Bún Chà, un plato del norte del país a base de fideos de arroz y carne, nos pareció demasiado pesado y nos inclinamos más por el estilo tapas, que tanto nos gusta. 

Creo que pagamos unos 12,00€ con las cervezas incluidas, así que ya me diréis. Pasamos un rato muy divertido y de recuerdo nos vinimos con los palillos, que tuvieron el detalle de regalarnos. ¡Que viva Vietnam!













martes, 22 de noviembre de 2016

Bar Marisquería El Yerno

Bar Marisquería El Yerno
Mercado Central de Atarazanas, puesto 185
607 328 081
Málaga

Los mercados son un auténtico gustazo. Es donde palpita la vida de las ciudades. Nunca dejamos los mercados sin visitar. Recuerdo los pimientos rojos colgando en el Mercado de Budapest, la variedad de setas y frutos rojos del mercado de Wroclaw o el colorido y el caos de los mercados vietnamitas. 

Comprar en el Mercado de Atarazanas es una experiencia. Puedes encontrar de todo. A veces me dan ganas de irme con una neverita, pero la verdad es que mi padre era bien cabezón para esto y siempre decía que había que comprar en Antequera todo lo que se podía y tenía razón. Nuestro mercado no es el de Málaga, ni comparación, pero nosotros ya tenemos nuestros sitios de confianza nos apañamos muy bien. Sólo compramos fuera lo que de verdad aquí no se encuentra.

De las cosas que más me gustan cuando compras en los mercados es tomar luego algo en sus bares y la verdad es que tengo que confesar que me acerco mucho a tomar algo al Mercado de Atarazanas, aunque no haya venido a comprar. No había venido antes a El Yerno, pero hoy teníamos un guía muy especial, un pequeñajo al que le pierden los boquerones al limón que aquí ponen y la verdad es que tiene buen gusto. 

Producto de primera, lo tienen cerca ;) servicio rápido, amable y atento, buena mano en las elaboraciones: plancha, fritura, cocidos... Sólo una cosa, es un mercado, así que aquí hay que achucharse, buscar un hueco y disfrutar la experiencia. Nada de mesas, manteles ni florituras. Merece la pena arrimarse a su barra y darse un homenaje. Te va a gustar, ya verás. 

Brochetas de gambas
Productazo en la vitrina
Pincho de atún
Chipironcitos
Ortiguillas
Boquerones al limón

martes, 15 de noviembre de 2016

Mesón Casa Diego, buena parrilla en Antequera

Mesón Casa Diego
https://www.facebook.com/MesonCasaDiego
C/ Merecillas, 14
952 843 707
Antequera

De lunes a jueves de 12.30 a 16.30 y de 19.30 a 00.00
Viernes, sábados y domingos de 12.30 a 00.00

Con buen ambiente, servicio eficaz y agradable y buenas brasas, el Mesón Casa Diego se presenta como una buena opción para disfrutar de un tapeo simpático o de buen género a la brasa en el centro de Antequera. Para los que nos visiten de fuera, además, les resultará cómodo acercarse a reponer fuerzas después de visitar la ciudad y antes de hacer acopio de mantecados o dulces en La Antequerana.

Sus tapas son sencillas y tradicionales, pero con algo que se agradece mucho: sus patatas fritas caseras. Los jueves puedes acercarte a probar sus tapas especiales a un precio estupendo, 1,00€. Las últimas semanas nos han estado deleitando con Champiñón con gambitas al ajillo o relleno de cabrales con frutos secos y con Montaditos de salmón, brie y cebolla caramelizada o de butifarra, mojo picón y queso.

Y si hay algo que tiene éxito en esta casa son sus brasas. Perfectas para unas buenas carnes o pescado. En su carta el omnipresente Pulpo a la brasa o el difícil de encontrar por esta zona Solomillo de Retinto. Y si eres de los que se mueren por los productos de matanza, aquí podrás pedir Choricillos o Morcilla de Burgos a la parrilla.

También celebran acontecimientos especiales como el Día del Jamón el pasado 23 de octubre con un cortador profesional de jamón y ofertas estupendas para degustar este producto tan nuestro.

Si todavía no los conoces, date una vuelta y nos cuentas. 

Boquerones fritos
Lomo al tiriti
Lomo a la pimienta
Brocheta de pollo, champi y bacon
Jamón y espárragos gratinados
Trío de calabacín
Serranito
Pinchito
Paté de perdiz con mermelada
Cóctel
Lagartijo a la brasa
Mojo picón, alioli y piripiri 
Pulpo a la brasa

martes, 8 de noviembre de 2016

Vy's Market and Cooking School en la joya de Vietnam

Vy's Market and Cooking School
http://msvy-tastevietnam.com/cooking-classes
106 Nguyen Thai Hoc Street
Hoi An
(Vietnam)

Si hay una ciudad que hemos disfrutado al máximo en Vietnam ha sido Hoi An: preciosas casas, un río de lo más fotogénico, farolillos, el Festival de la Luna Llena, playa, "pescaito", un mercado espectacular y la mejor comida de todo Vietnam. No es que la comida en el resto del país no nos haya gustado, ¡qué va! es que aquí era el séptimo cielo. ¡Todo, absolutamente todo, estaba delicioso!

Pero como no todo iba a ser comer y hacer turismo, decidimos hacer un curso de cocina en el famoso Vy's Market y de paso aprender a hacer algunos de esos platos que tanto nos estaban enganchado. Lo bueno es que lo pasamos como enanos y aprendimos a hacer una de las sopas más ricas que hemos probado. Lo malo, es que volvimos a ponernos las botas. ¡Qué manera de comer!

Vy's Market es uno de los cuatro restaurantes que la famosa restauradora Miss Vy tiene en Hoi An. Fue la primera en montar una escuela de cocina, aunque ahora parece ser la actividad más famosa para hacer en esta ciudad (después de darte un masaje) y te ofrecen un curso de cocina en cada esquina. El restaurante es más occidental que vietnamita, la verdad, pero está muy bien organizado y es una buena opción para acercarse a la cocina de este país. 

El curso comienza bien temprano con una fabulosa visita al mercado. Tina, una chica majísima de la escuela de cocina, nos acompañó a hacer un recorrido por el mercado enseñándonos los productos más típicos y la distribución de los mismos. Más tarde, hicimos un recorrido por todos los pequeños puestos del restaurante viendo la elaboración de cada plato y probando algunos de los más típicos: Bàhn Mi, Rosas Blancas, Oreja de Cerdo, Rollitos, Fideos de arroz, Huevos Fermentados y otras cosas que no voy a nombrar por respeto a los estómagos más delicados ;) 

Después de unas buenas risas y de tener el estómago más que lleno ¡comienza el curso de cocina! Nuestra profe, Moon, que gustosamente nos hubiésemos traído a casa, nos explicó entre anécdotas y curiosidades culturales cómo preparar nuestros tres platos y nos deleitó con algún que otro regalito. Está mal que lo diga yo, pero ¡qué buena mano tenemos y qué bien se nos dio! Todo estaba absolutamente delicioso, pero tampoco tiene mucho mérito porque con todo el género por delante y sus explicaciones era bien fácil. 

Si habláis inglés, os gusta la gastronomía y la cocina, os recomendamos muchísimo esta actividad. Es uno de los días que recordamos con más cariño de nuestro viaje y aunque los precios son europeos y no vietnamitas, es algo completamente asequible.  

Mercado de Hoi An
Buscando buen género
¡Preparando el género!
Importantísimas las hierbas y verduras en la cocina vietnamita
¡A las ricas hierbas!
Toda la vida trabajando
¡A cocinar se ha dicho! Aprendiendo de las maestras.
Esperando nuestra tacita
Embelesados con estas rosas. First step.
Fantásticas barras listas para preparar el adictivo Bàhn mi
Nuestra profe. ¡Me la llevo a casa! 
¿No me digáis que estos colores no son fotogénicos!
¡Esta sopa como mola, se merece una ola!
Fantástico Bành Xèo
Todo listo para cocinar 
Ensalada de mango
Ensalada de mango y brocheta de pollo marinado