viernes, 31 de julio de 2015

Chiringuito Marina Playa

Chiringuito Marina Playa
http://chiringuitomarinaplaya.com
Playa de Torre de Benagalbón (a la altura de Calle Albón)
649 575 846
Rincón de la Victoria 
(Málaga)

Pocas cosas mejores que un espeto de sardinas tiene el verano. Nos morimos por ellos. Ese inconfundible sabor que le da el arte malagueño de espetar es inimitable e inigualable. Una pena que no todos los chiringuitos se lo tomen en serio. En Marina Playa, sin embargo, saben cómo hacerlos y qué sardinas tienen que emplear. ¡Repetimos hasta tres veces! Unas *"manolitas" espectaculares que nos engancharon desde el primer bocado. 

Los que no sois de Málaga, quizá no sepáis que son las "manolitas". Es una sardina pequeña, de entre 13 y 16 cm, con una carne muy suave y una ligera capa de grasa. La sardina no se asa con el fuego, sino con la flama, con el calor, dando lugar a ese espectáculo. 

Pero no sólo de sardinas vive el hombre, el pescado en este chinringuito es una maravilla: Conchas Finas, Boquerones al limón, Chopitos, Salmonetes... Buena mano en las brasas y en la freidora, además de un buen servicio. El producto es de muy buena calidad y cambian el aceite dos veces al día, eso es algo que se nota ¡y mucho! Eso sí, los fines de semana de julio y agosto no vengas sin reserva porque te resultará difícil encontrar un hueco. A veces tienen reservas desde la semana anterior.

Si estáis por la zona os merece la pena acercaros, disfrutar del "pescaito" y de un buen día de playa.

*Si os interesa conocer más sobre los espetos, os recomendamos que leais este artículo del profesor Jesús Moreno "Cuando las lanzas se tornan cañas"








viernes, 24 de julio de 2015

Cursos Verano UMA: Tradición e innovación en la gastronomía malagueña

La idea de este curso de verano surge a raiz de una propuesta de La Carta Malacitana al comprobar como tristemente en las cartas de los restaurantes malagueños no existe cocina malagueña o existe muy poca. A lo largo de una semana hemos tenido la oportunidad de profundizar en las elaboraciones tradicionales de nuestra cocina y en las distintas posibilidades que tenemos hoy en día para "modernizar" esos platos usando los mismos ingredientes aprovechando las nuevas técnicas. 

Tal como apuntó Antonio Carrillo Ciudad, director del Hotel Escuela Santo Domingo de Archidona, debemos tener muy presente algunas características básicas de la cocina mediterránea que podríamos resumir diciendo que "la cocina mediterránea es una cocina de productos limpios, sin salsas que camuflen el producto. Es una cocina que se disfruta en compañía y con una buena sobremesa y en la que la cuchara, que nos ha dado de comer durante muchos siglos, supone un elemento fundamental."

La provincia malagueña tiene una gran diversidad geográfica y cinco comarcas completamente distintas, lo que le da una gastronomía riquísima. Es interesante poder "modernizar" algunas de nuestras elaboraciones tradicionales, más de sesenta (escabeches, chanfainas, adobillos, gazpachuelo, ajoblanco...) pero "Hay que conocer la tradición para innovar, si no lo que estamos haciendo es jugar en el aire." (Manuel Maeso Granada

Si hay tres platos realmente malagueños son el gazpachuelo, el ajoblaco y los espetos de sardinas o lo que Jesús Moreno Gómez ha titulado la "Trilogía blanquiazul de la cocina malagueña". 

Pero ninguna comida debería terminar sin un buen postre y para hablar de la parte de la comida que más en crisis se encuentra, tuvimos la suerte de contar con Fernando Sánchez Gómez, Premio Euskadi de Gastronomía por su libro LA COCINA DE LA CRÍTICA: Historia, Teoría y Práctica de la Crítica Gastronómica como Género Periodístico y Mejor Libro Gastronómico de la Academia de Gastronomía por su libro Arroces de Málaga. Fernando apuntó ideas claves de los postres que a veces olvidamos como que al postre se le exige muchísimo porque ya llegamos sin ganas y de él esperamos cosas que no esperamos de la comida. No debemos olvidar las cualidades claves que debe tener un buen cocinero de postres: "intuición, para cambiar lo que no funciona; cultura, para conocer lo que vas a evolucionar; buen gusto, atrevimiento y sentido de la armonía en el uso de ingredientes; acierto en las combinaciones inesperadas, mezclas asombrosas, perfectas y buena puesta en escena buscando la emoción estética."

La charla que más nos gustó fue la del periodista y secretario del curso Marcos Chacón García. Nos hizo un recorrido fabuloso por distintos aspectos históricos de la gastronomía hasta llegar al momento actual. Aportó datos interesantísimos y desconocidos por la mayoría como el hecho de que en el siglo XIX Málaga contaba con 112.000 hectáreas de vid que fueron destruidas por la filoxera. Hoy tenemos 4.200 hectáreas de las que sólo 1.400 se dedican al vino. Pero si hubo algo que apuntó y que debe preocuparnos a todos es el hecho de que debido a las grandes transformaciones sociales que han ido ocurriendo y a distintos factores como nuestro frenético ritmo de vida o los locos horarios laborales tengamos ya casi dos generaciones que no cocinan, con los graves riesgos para la salud que ello supone.

La parte más vistosa del curso ha sido la protagonizada por los grandes cocineros que nos han acompañado estos días elaborando recetas tradicionales de nuestra gastronomía e innovaciones de las mismas: Adolfo Jaime Canseco, Diego Gallego, Celia Jiménez y Marcos Chacón García. Os las iremos contando en las próximas semanas, así nadie tendrá excusa para cocinar en casa, en la versión que más le guste.

El curso se cerró con una mesa redonda en la que participaron Mercedes Montero Frías, Alcaldesa de Archidona y que apuntó que "los ayuntamientos tienen que tener claro que los restaurantes son fundamentales en la dinamización turística". María Herrero Salgero, directora gerente del Hotel La Viñuela que nos recordó que "la gastronomía fideliza al 100%". Manuel Guerrero, tutor formador del Hotel Escuela Santo Domingo que explicó que "sigue habiendo dificultad para acceder a determinados productos malagueños y que la cocina malagueña tiene muy buen producto y platos muy arraigados, pero que no son visibles en las cartas de restaurantes." Apuntó una interesante idea, animando a los hosteleros a tener un apartado en sus cartas que indique la procedencia de los platos o productos. José Antonio Ruiz, tutor formador de sala del Hotel Escuela Santo Domingo, recordó la importancia de la sala, del buen servicio y de conocer los vinos de la zona y recomendarlos. Esperanza Peláez, gastrónoma, periodista y responsable del suplemento Málaga en la Mesa del Diario Sur y del club gastronómico Kilómetro 0 apuntó que "falta formación, así como una visión de conjunto. Falta una capacidad de actualizar platos. Y tenemos que dinaminzar el producto local y de temporada."

Ha sido una semana intensa, profundizando en nuestras raices malagueñas y disfrutando de la cocina, que es una de las cosas que más nos gustan...

Antonio Carrillo Ciudad presentando a Adolfo Jaime Canseco
Manuel Maeso Granada
Parte del equipo del Hotel Escuela Convento Santo Domingo
Jesús Moreno Gómez


viernes, 17 de julio de 2015

Taberna der Guerrita

Taberna der Guerrita
http://tabernaderguerrita.com
C/ San Salvador (esquina Rubiños)
Sanlúcar de Barrameda
(Cádiz)


La carta "der Guerrita" entra por los ojos nada más leerla. Con taberna, sala de catas y tienda es un sitio con mucha solera donde es fácil ver a los sanluqueños disfrutando de una copa de manzanilla con unas avellanas. Es un sitio con encanto donde puedes degustar una de las mejores Mojamas del mundo y comprar uno de los mejores jereces de la provincia. 

Tienen una larga colección de vinos, muchos de ellos por copas y a buen precio. Varios tipos de manzanilla en rama pueden ser degustados acompañando a los muchos guisos marineros o las chacinas. Las tapas que tomamos nos parecieron muy ricas, pero no sé si es que no elegimos bien el día o que nosotros no estábamos muy entusiasmados, pero la verdad es que nos pareció la taberna más sosa de todas las muchas que visitamos en nuestro viaje a Sanlúcar. El servicio no fue muy cercano que digamos, así que volveremos cuando vengamos por aquí a ver si nuestra opinión cambia, la bodega y la comida bien lo merece.

Queso de "El Bosque" con Pimentón
Chicharrones
Mojama Barbateña
Atún escabechado con emulsión de tomate y arbequina
der Guerrita
¡Ese producto!

miércoles, 15 de julio de 2015

II Concurso de Fotografía Gastronómica Málaga se Come

El pasado 1 de julio asistimos a la entrega de premios del II Concurso de Fotografía Gastronómica convocado por Málaga se come, web especializada en la difusión de la gastronomía malagueña. El evento tuvo lugar en la bonita Terraza del Hotel Molina Lario en Málaga, sede de verano del Club Gastronómico Km0. 

40 fotografías en la categoría profesional y 49 en la categoría foodie participaron en la II edición del Concurso. Nos hizo gran ilusión ver que éramos finalistas en la Categoría Foodie. Y la noche terminó mucho mejor al resultar una de nuestras fotos ganadora. El premio, una cena para dos personas en el Café La Bolsa de Málaga y una noche con Cena y desayuno en el Hotel Cortijo La Reina. Ya os contaremos una experiencia que promete, ya que cuentan desde hace casi un año con Ignacio Carmona, un cocinero que siempre nos ha hecho disfrutar.

El concurso ha tenido mayor nivel y participación que la I edición y da gusto ver las fotografías, que reflejan distintos aspectos de la gastronomía malagueña. 

Desde aquí queremos dar las gracias a Arantxa López López, "una loca de la gastronomía malagueña" en palabras de Leonor García-Agua, por convocar este fantástico concurso y organizar una noche fabulosa en la que pudimos disfrutar una vez más de las maravillas que Málaga ofrece.

PREMIO DEL PÚBLICO: Málaga Boquerona de Oscar Lugo García
Fotografías ganadoras de la categoría profesional.
FOTOGRAFÍA GANADORA: Espetos de Jose María Ruiz Aguilar
FINALISTA: Minilocas caseras de Cristina Santos Pérez
FINALISTA: Bocados de plata de Antonio Cano Urbano
FINALISTA: Cama de boquerón de Candelaria Bustamante Moreno
FINALISTA: Sushi malagueño de Rocío Pérez Rodríquez
Fotografías ganadoras de la Categoría foodie
FOTOGRAFÍA GANADORA: La barca de la felicidad de Mikel Tornos Zabala
FINALISTA: Boqueroning de Ángela Ruiz Montero
FINALISTA: Potaje de garbanzos de Reme Reina Moreno
FINALISTA: El pan que todo lo aguanta de María Trujillo Zambrana
FINALISTA: La porra…. Antequerana! de Silvia González Oteros

viernes, 10 de julio de 2015

Pubs en Dublín

Dejémosnos de tonterías, por mucho que le contemos a todo el mundo que venimos a disfrutar de la literatura irlandesa, del maravilloso Book of Kells o de los millones de libros del Trinity College, todos sabemos que a lo que realmente se viene a Dublín es a vivir sus pubs, disfrutar de su música y beber sus fantásticas cervezas. Y es que Dublín tiene nada más y nada menos que unos 1.100 bares y es la ciudad con más pubs por kilómetros cuadrados del planeta. 

Hacer el típico top ten es harto difícil porque todo el mundo te recomienda el que a su parecer es el mejor y porque los hay para todos los gustos: el más antiguo, el más musical, el más literario, el más deportista... En nuestra escapada a la capital irlandesa no nos dió tiempo ni a visitar la lista que teníamos, pero os contaremos cuáles visitamos y cuáles nos gustaron más:

The Church (Cruce de Mary Street y Jervis Street) Una iglesia reconvertida en pub, restaurante y night club. Es caro, pero el hecho de tomarte una pinta bajo el imponente órgano en el que Händel practicaba o en el sitio donde se casó don Arthur Guinness, merece pasarse aunque sea una vez. En el salón inferior también hay baile irlandés que puedes disfrutar mientras cenas. La comida rica, pero muuuy abundante, así que cuidado cuando pidas.

El famoso órgano
Irish stew

The Brazen Head (20 Bridge Street Lower) Si hay un pub en el que me hubiese gustado pasar el resto de las tardes de mi vida es este. Es el más antiguo de Irlanda (1198). Tiene una fachada preciosa, un patio que parece el de un castillo y siglos y siglos de historia. Sus paredes han visto desfilar a literatos y revolucionarios y la música suena en su sala todos los días. Jonathan Swift, James Joyce, Daniel O'Connell o Michael Collins dieron cuenta de buenas pintas en esta sala. Nos encantó el ambiente que se respiraba mientras cantaban, la empatía con el público y hasta el momento mágico que se respiró cuando contaron que el próximo año se celebra el 100 aniversario del famoso levantamiento de Semana Santa de 1916. Había tanta magia en el ambiente, que hasta yo me sentí irlandesa por unos minutos. Está algo más alejado de la ciudad, pero como supongo que visitaréis la fábrica Guinness, os coge de paso. 



The Temple Bar (41 - 43 Temple Bar) El archifamoso pub de la fachada roja donde todos los turistas vamos a hacernos la foto. En este pub hay música y ambiente a todas horas y aunque lo que mandan los cánones es tomarse unas ostras con una Guinness, nosotros sólo estuvimos escuchando un poco de música porque es una odisea encontrar sitio. También es de los más caros y depende de la hora y del día, el precio de la pinta varía. 


O'Donoghue's (15 Merrion Row) El singing pub más famoso de Dublín. La música comienza a partir de las 21.30 y se pone a rebosar. A nosotros nos costó muchísimo hacernos con un hueco, pero una vez colocados y con nuestra buena cerveza en la mano, sólo tuvimos que disfrutar de la música mientras mirábamos los cientos de fotos de la mítica banda The Dubliners que cuelgan de las paredes.



The Palace (21 Fleet Street) Si es algún pub vivimos de verdad la hospitalidad irlandesa fue en este. Ni un hueco libre hasta que un amable irlandés nos hizo un sitio en su mesa. Después de algunas pintas de Guinness, ¿cómo no? terminamos charlando. Bueno, unas pocas él, porque en el rato que nosotros tomamos una, él se encargó de tomarse tres. Curioso que pidiera otra cuando la anterior iba por la mitad.


Oliver St. John Gogarty (58 Fleet Street) Tras una amarilla fachada plagada de banderas, se encuentra otrode los pubs más bulliciosos de Dublín. Cuesta trabajo creer que sea otro de esos pubs llamados literarios. Creo que de literario sólo le queda su nombre, en honor al famoso poeta y novelista. Hay dos sesiones de música tradicional al día y tiene muchas combinaciones distintas de menús para comer. Si prefieres alejarte del ruido, dispone de un comedor más tranquilo en la planta alta. 




O'Neill's (2 Suffolk Street) frente a la estatua de Molly Malone, este fue nuestro primer pub. Nos lo habían recomendado por su Fish and Chips y buen ambiente, pero a la hora que fuimos nosotros estaba algo sosillo y su servicio de buffet, no nos llamó demasiado la atención.




martes, 7 de julio de 2015

Noches de verano en Antequera

Todos los que vivimos en Antequera y en muchas ciudades andaluzas sabemos lo duro que es hacer algo antes de la caida del sol y más si el verano se presenta tan calentito como este. La mayoría pasamos el día a remojo en la piscina o escondidos con el aire acondicionado, pero al caer la tarde lo que apetece es pasear por la ciudad y disfrutar de sus muchas terrazas y calles. 

Este verano no tenemos ni una sola excusa para no salir y es que a las actividades programadas por el Ayuntamiento y algunas iniciativas privadas, se unen los bonitos patios de Santiesteban 18, El Romano y Arte de Cozina; las terrazas de la Alameda, la Plaza del Pino, El Coso Viejo o las que salpican algunos barrios de la ciudad.

A continuación os dejamos una pequeña recopilación. Si nos dejamos algo atrás, sólo tenéis que escribirnos y lo incluiremos.

Miércoles
23.00 Monólogos en El Cortijo Lounge 

Jueves 
19.00 Visita guiada por la ciudad en minibus eléctrico 
21.00 Ruta de las Casas Palacio 
20.30 Visitas guiadas a Menga y Viera
22.00 Observaciones astronómicas en El Torcal
21.00 Ciclo Cine Irlandés en el MAD (durante el mes de julio)
23.00 Conciertos en El Cortijo Lounge

Viernes
18.30 Noches que despiertan tus sentidos (Ruta de los ammonites, cena y observación astronómica)
19.00 Visita guiada por la ciudad en minibus eléctrico 
19.00 Ruta del Laberinto al Atardecer (senderismo de dificultad media-baja en El Torcal)
20.30 Visitas teatralizadas por el casco antiguo de la ciudad
20.30 Visitas guiadas a Menga y Viera
20.30 Ruta de las iglesias + mirador turístico
21.00 El Torcal bajo la luna llena (senderismo de dificultad media-baja en El Torcal)
22.00 Observaciones astronómicas en El Torcal

Sábados
18.30 Noches que despiertan tus sentidos (Ruta de los ammonites, cena y observación astronómica)
19.00 Visita guiada por la ciudad en minibus eléctrico 
19.00 Ruta del Laberinto al Atardecer (senderismo de dificultad media-baja en El Torcal)
21.00 El Torcal bajo la luna llena (senderismo de dificultad media-baja en El Torcal)
22.00 Observaciones astronómicas en El Torcal

Para más información, pinchad el siguiente enlace









viernes, 3 de julio de 2015

The Larder, Dublin

The Larder 
http://thelarder.ie/
8 Parliament Street
(01) 633 3581
info@thelarder.ie
Dublín
(Irlanda)

Menú desayuno: sábados y domingos de 12.00 a 17.00 Menú del Día: de lunes a viernes de 12.00 a 16.00 Menú Cena: de lunes a domingo de 17.00 a 22.00

The Larder es un restaurante pequeño, pero tiene grandes ventanales que lo hacen parecer espacioso. Lo encontramos por casualidad. Nada más llegar a la capital irlandesa buscamos algún sitio donde llenar nuestro estómago antes de la ruta con los chicos de Sandeman y luego, mirando mis notas tranquilamente, me di cuenta de que era uno de los locales que tenía apuntados. Así que parece que el destino nos llevó hasta allí.

Es muy acogedor y nos llamó la atención saber que cultivan sus propias verduras, fabrican su cerveza y tuestan su café. Puedes comer a la carta, pero también tienes interesantes opciones para el brunch, el almuerzo o la cena. Nosotros optamos por elegir un entrante y un plato principal para el almuerzo por 10,00€. Y luego terminamos con un delicioso café. 

Me encantó la sopa. Riquísima y perfectamente complementada con una deliciosa mantequilla y un pan que me hubiese comido por kilos. El wrap estaba increible, muy fresco y acompañado por dos ensaladas que me dejaron más que satisfecha. Muy buenos los otros dos platos. No me hubiese importado comerme el escalope de ternera. 

Teniendo en cuenta los precios que tienen los buenos restaurantes en Irlanda y lo básica que es la comida de los pubs, esta nos pareció una opción muy acertada para disfrutar de un buen almuerzo en Dublín.

Crema de zanahoria y naranja
Wrap de pollo y bacon
Pudding de pollo
Escalope de ternera con puré de patatas y champiñones