viernes, 21 de noviembre de 2014

IV Ruta Exquisita Victoria

Aunque ya han pasado unas semanas desde que se anunciaron los ganadores de la IV Ruta Exquisita Victoria, queríamos comentaros nuestras impresiones y dar la enhorabuena a los organizadores y a los hosteleros por tan buena ruta. La organización es fantástica, con folletos detallados de las tapas y los bares donde se pueden degustar, incluyendo un mapa de localización. Y los hosteleros están subiendo el nivel de esta ruta más y más.

En las anteriores ediciones había muchas hamburguesitas con poca complicación y poco más y siempre era un local el que destacaba notablemente por encima de todos: La Rebaná. Si hasta ahora se ha hecho con el premio es porque eran los mejores con diferencia. Son tapas elaboradísimas, con una ejecución fantástica, una presentación sublime y un sabor extraordinario. Aquí van a ganar, está claro y su Gazpachuelo de rape curado es digno de cualquier restaurante de alta cocina.

Este año, sin embargo, los márgenes se han estrechado y son varios los que se han acercado o se han puesto al mismo nivel: El Pimpi con su fantástico Y un huevo... de boquerones, La Cosmopolita con el delicioso Gazpachuelo de Ibéricos. Todavía soñamos con ese conjunto de sabores y el toque del limón marroquí. Y ¿cómo no? Uvedoble con su Minikebab de gambas al pilpil, una de nuestras nuevas adicciones.

Probar todas las tapas era un poco difícil, así que hicimos una preselección. De las que tomamos, también nos gustó el Salmorejo blanco con uvas saladas y huevos de arenque dorado de Wendy Gamba. Quizá le hubiésemos puesto menos hilos de chile, que si bien realzaban la presentación, no resultaban muy agradables de degustar en el conjunto. Por lo demás, una interpretación fabulosa de este conocido plato malagueño.

Una pena que cuando hicimos la selección no nos llamaron la atención los Boquerones con melón y ajoblanco de La Tranca. Fueron los ganadores del voto del público. De lo que sí estamos contentos es de que nuestras previsiones hayan coincidido tanto con las votaciones del Jurado. Teniendo en cuenta el escaso éxito que tenemos pronosticando los concursos de tapas en Antequera, es todo un subidón de moral.

En definitiva, tapas excelentes para una cerveza excelente y a 2,50€. ¡Gracias, chicos!

1º Premio: Gazpachuelo de rape curado, La Rebaná
2º Premio: Gazpachuelo de ibéricos, La Cosmopolita
3º Premio: Mini Kebab de Gambas al Pilpil, Uvedoble
Y un huevo... de boquerones, El Pimpi
Salmorejo blanco con uvas saladas y huevos de arenque dorado, Wendy Gamba
Cachopo Picada de Buey relleno de queso de los montes y setas, La Buena Sidra
Japo-bocata de calamar con mayonesa negra, KGB
Burger de Buey con Pan de tomate




4 comentarios:

  1. Ohohohohohoh el gazpachuelo tiene muy buena pinta y lo del huevo me llama la atención: ¿cómo era por dentro y la textura?

    Buenos sitios para una ruta, Sí señor.

    ResponderEliminar
  2. Pues el Gazpachuelo de rape curado era para morirse. Estaba curado en sal con espárrago de mar, ajo negro y yema de gamba malagueña esferificada. Cuando la yema explotaba en la boca, las sensaciones eran brutales. No me pareció una tapa de una ruta, era alta cocina. La pena es que la cocina de este restaurante no tiene mucho que ver con lo que presenta a los concursos y rutas. En estos echan toda la carne al asador y presentan auténticas maravillas, pero luego tienen una cocina muy normalita.
    El Huevo estaba riquísimo. La textura era fantástica y el conjunto resultaba muy bien. Era un huevo al punto mezclado con boquerones morunos y espuma de ensalada de pimientos asados. No notamos mucho el huevo porque los otros dos sabores lo tapaban un poco, pero la mezcla de la moruna con la espuma de pimientos estaba increíble. Tampoco "El Pimpi" realiza esta cocina normalmente, pero fue genial dejarse sorprender.

    ResponderEliminar
  3. Saliveando me tienes.... Sí que es raro que tengan buen expositor y poco fondo... Pero la explosión, la estoy viviendo....

    ResponderEliminar
  4. "El Pimpi" es un imperio, con varias cocinas capitaneadas por un maestro como es Rafael Gutierrez, pero el público que tiene y la distribución de las mismas, hace difícil tener una carta de alta cocina, lo que no quita que sus productos sean de calidad y muy bien elaborados.

    Más nos sorprende el caso de Carlos Caballero, capitán de "La Rebaná". Están claras sus dotes para la alta cocina y lo que le gusta. Siempre prepara tapas espectaculares para las distintas rutas y representa a Málaga en numerosos eventos... Quizá sea difícil dar el salto o no sea el momento de hacerlo por la coyuntura económica. Su local no es un referente para nosotros, pero sí lo es el y sus espectaculares tapas de concurso.

    ResponderEliminar