jueves, 11 de julio de 2013

La "bonita" costumbre de no dar la cuenta

Hace unos posts comentábamos como algunos bares siguen haciendo la cuenta en hojas garabateadas que a veces son difíciles de entender. Pero hay algo todavía peor, la "bonita" costumbre de cantarte el precio total y no dignarse a traerte ni un ticket ni nada. Es verdad que si te tomas una cerveza o un café pues no pasa nada, tampoco vamos a ser "tiquismiquis", pero si la consumición es mayor, es lo suyo.

Ya nos ha pasado en alguna ocasión y bueno, al final hemos cedido, pero el otro día no estábamos por la labor. Sabíamos lo que habíamos tomado y lo que más o menos teníamos que pagar cuando la camarera gritó alegremente 33,00€. Le pedimos el ticket y nos dijo algo de que estaban arreglando la máquina, pero que si queríamos nos hacía la cuenta y le respondimos que sí queríamos. Muy amablemente nos trajo una hojita a mano con la cuenta que ¡oh, sorpresa! era de 29,00€. Por arte de magia había bajado 4,00€. Al vernos repasar la cuenta preguntó "¿Todo correcto?" y no quisimos entrar en detalles, pagamos y ya está. 

¿Qué pasa si no pedimos la cuenta? ¿Nos cobra 4,00€ más y se queda tan tranquila? Los bares y restaurantes deben saber que tienen varias obligaciones de cara al cliente: mostrar los precios en un lugar visible, incluir el IVA en dichos precios y entregar un ticket al cliente con lo consumido. A ver si nos vamos enterando...

No vamos a poner el nombre del bar porque queremos suponer que lo hacen sin ninguna malicia y que un fallo lo tiene cualquiera y todas esas cosas, pero no es la primera vez que nos pasa y desde que abrieron creemos que ya han tenido tiempo suficiente de poner una caja registradora o un ordenador o una tableta o lo que más les guste. La cosa es cumplir con los derechos del cliente.

Fuente: www.adrformacion.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario