domingo, 31 de marzo de 2013

Sierra de Aracena

Este país sigue sorprendiéndonos y es que cuando creíamos que Andalucía era marrón, resulta que llegamos a esta maravillosa Sierra y nos topamos con un verde intenso que recorre su Dehesa y sus senderos. Cuando pensábamos que aquí sólo se comía Jamón (que no es poco, por cierto) nos topamos con una Comida de lo más elaborada y una variedad de Hongos que no sabes ni cuál escoger. Cuando no estábamos muy seguros de los monumentos que veríamos, resulta que la Sierra despliega un ramillete de pueblos preciosos que guardan en sus entrañas castillos, iglesias y mezquitas que te hacen soñar con otros tiempos y otras gentes. Y no sólo eso. Gente profesional, enamorada de su tierra y de su trabajo y que te hace tu estancia fácil, agradable, tranquila y en definitiva, maravillosa.

Pues sí, la Sierra de Aracena nos ha enamorado y nos hemos quedado con ganas de más, de mucho más. Ya tenemos en mente los pueblos de la siguiente visita, los restaurantes que repetiremos y los senderos que andaremos y es que aunque somos unos apasionados de viajar y salir al extranjero, hay que conocer lo que tenemos aquí al ladito y gritar a los cuatro vientos aquello de "¡Andalucía es de cine!"


No hay comentarios:

Publicar un comentario