sábado, 10 de noviembre de 2012

Restaurantes y Bares ante la crisis

Son muchas las ideas que restaurantes y bares tienen que poner en marcha para conseguir que su negocio sea rentable. Algunas son dignas de alabanza, pero otras, sinceramente, más que ayudar perjudican seriamente. Y hay que tener mucho cuidado con los errores en el sector de la hostelería porque un local que cae en desgracia, difícilmente se recupera.

Algunos hosteleros pretenden engañar con "malas artes" pensando que somos tan tontos como para no darnos cuenta:
  • Cambiando el tamaño de sus raciones y tapas hasta llegar a proporciones ridículas. Dicen que no han subido los precios, ¿pero cómo se llama a pagar lo mismo por la mitad?
  • Sirviendo para copear vinos que no usarías ni para abonar las macetas y cobrándolos a precios de Reserva. ¡No a las copas de vinillos del año a 2,00€! A este paso nos van a hacernos cerveceros o peor aún, abstemios.
  • Sirviendo unas cañas tan ridículas a 1,60€ o 1,80€ que cuando las ves no sabes si son cañas o chupitos. 
  • Cobrando el pan y el "servicio". Señores, ¿a qué llamamos servicio? Si vamos a un restaurante o a un bar obviamente nos van a servir, si no me quedo en casa. Si te cobran el servicio que sea porque ofrecen algo especial, unos piquitos artesanos, un pan recién hecho o porque la mesa tiene diez comensales. De momento poner una cestita con piquitos de bolsa y pan precocido no merece ningún cargo extra.
  • Cambiando la calidad de algunos de sus productos por productos inferiores.

Pero afortunadamente, si nos damos una vuelta por las cartas y pizarras de los bares antequeranos vemos como algunos hosteleros no paran de pensar en cómo mantener sus negocios sin perjudicar la calidad ni el ya dañado bolsillo del cliente.
  • Ofreciendo buenos menús a precios competitivos.
  • Innovando en su carta constantemente.
  • Dando un servicio diferente: como las crêpes hechas al momento del Sol y Sombra o sus cañas a 0.20€ a comienzos del verano, los conciertos de Armonía 3 en el Ristorante Lucullo, la oferta de Cubo de Alhambras y Palomitas de Coso de Tapas durante la Eurocopa o sus Jornadas de Cocina...

Desde nuestra más humilde opinión y viendo lo que funciona en otras ciudades, os proponemos algunas otras ideas que pueden ser de utilidad:
  • La Happy Hour: con reducciones de precio en las horas de menor consumo. Al final la gente se anima y seguro que la bajada de precios compensa.
  • Ofertas especiales de lunes a jueves: la noche del sushi, de los pinchos, de la tortilla, del molletito... de mil historias.
  • Fidelizar clientes ofreciendo algún regalo por un número determinado de consumiciones: una tapa gratis, una copita de vino, un menú...
  • ¡Marca la diferencia! En Antequera hay muchos bares, es verdad, pero la mayoría son sota, caballo y rey o lo que es lo mismo: calamaritos, carne en salsa y filetillos. ¡Ofrece cosas diferentes!
  • Anunciando vuestras ofertas o platos nuevos en Twitter o Facebook.
  • Premiando a tus seguidores en las redes sociales o a tus clientes habituales con un sorteo de una cena o almuerzo.
  • ¡Abriendo los fines de semana! ¡Que vaya tela! Mirad lo que hace poco leimos en un blog "Antequera está desierta de bares, sorprendentemente los bares brillan por su ausencia, nada de nada, y los escasísimos que hay son telas de cutres." La criatura que escribió esto nos visitó el pasado febrero y aunque no estamos de acuerdo en un 100%, si esta es la imagen que los turistas se llevan de nosotros, mal vamos.
Es verdad que los hosteleros están ahogados, que pagan muchos impuestos, que "la cosa" está muy mal... Pero "la cosa" está muy mal para todos; así que si queremos que el negocio funcione, no hay que bajar la guardia. Subir es fácil, lo difícil es mantenerse.

Por cierto, si tienes un bar y quieres contarnos tus ideas o si eres un cliente y quieres exponer las tuyas, ya sabes, sólo tienes que escribirnos.

Publicado en http://www.e-faro.info/CASTELLA/EChistes/CHISTES-2012.html


No hay comentarios:

Publicar un comentario