domingo, 8 de abril de 2012

Extremadura

Extremadura es sinónimo de arte, ciudades históricas, bonitos bosques, piscinas naturales, cascadas... pero sobretodo es sinónimo de buena comida. Extremadura huele a jamón, a chorizo, a morcillas, a cerezas, a Torta del Casar, a verduras frescas, a pimentón de la Vera... Los guarrillos campan a sus anchas para luego ofrecernos lo mejor en la mesa. 

Aquí las tapas son "aperitivos" y te las regalan para acompañar tu bebida. Las medias raciones son "tapas" y si cuando pides "Morcilla Patatera" esperas una Morcillita negra, te equivocas porque se parece mucho más al chorizo; pero lo que está claro es que está buenísima. Ni se te ocurra venirte sin probarla. Y si en un bar te preguntan si quieres Vino de Pitarra, dí que sí. La pitarra era antiguamente una pequeña tinaja de barro y se llama así al vino elaborado en las bodegas familiares de Extremadura y de algunas zonas cercanas de Castilla La Mancha. Es un vino de sabor y aroma agradable, pero ¡cuidado, que se sube! Se elabora de manera artesanal y casi no contiene productos químicos. ¿A que te apetece?

En fin, que hay un sinfín de razones para visitar esta tierra y en los próximos posts os ofreceremos algunas.





No hay comentarios:

Publicar un comentario