sábado, 31 de diciembre de 2011

Chez Léon

Chez Léon
http://www.chezleon.be
18, Rue des Bouchers
Bruselas
(Bélgica)

Si hay una turistada en Bruselas, seguro que es este local. Es como los Paelladores españoles, pero con Mejillones... Es un local enorme con una carta bastante amplia de la que nos atreveríamos a asegurar, más del 70% son Mejillones. Nosotros optamos por el Menú Léon (13,90): Cerveza, Coquette de Mejillones (500 gr.) con Salsa de Apio y Patatas Fritas. El pan y la Mantequilla están incluidos. Los Mejillones estaban bastante buenos, las patatas las hemos probado mejores estos días, pero estaban buenas y la cerveza rica, aunque también hemos probado otras mejores. En fin, que teníamos mucha curiosidad por visitar este local y habíamos leído que no estaba mal. Dentro de lo que hay en la Rue des Bouchers, puede que sea una buena opción. El ambientillo es simpático, nos reímos mucho con el señor de la puerta. El camarero fue seriote, pero correcto. Si no te quieres ir de Bruselas sin comer mejillones, puede estar bien. Pero no esperes demasiado.



viernes, 30 de diciembre de 2011

Le Char d'Or

La Char d'Or
Rue du Marché aux herbes, 89
http://www.lechardor.be/
Bruselas
Bélgica

Si hay algo que llama la atención de este bonito restaurante es su gran chimenea. Hace que el ambiente sea de lo más acogedor y con el fresquito que hacía fuera, se agradece mucho. El servicio no es nada del otro mundo, o al menos es el camarero que a nosotros nos tocó. Tardaron en traernos la carta y en tomarnos nota, aunque luego nuestros platos vinieron bastante rápido. Puede ser que no entendiera que queríamos comer además de beber... La verdad es que como se estaba tan bien, tampoco nos importó demasiado, pero si hubiésemos llegado hambrientos la espera hubiese sido dura... 

Por fin tomamos la tan codiciada Kwak y no es que la cerveza en sí sea objeto de coleccionista, pero sí su vaso. Y de cena dos platos principales muy abundantes Pollo Asado y Carbonnade à la Flamande, un delicioso guiso de origen francés de ternera cocinada con cerveza y cebolla y por supuesto como guarnición Patatas fritas. Quedamos más que satisfechos, yo diría que "demasiado satisfechos" y nos encantó probar este típico y más que recomendable plato. 

El restaurante quizá es un pelín carillo: 41, 60, pero siendo la capital y estando a espaldas de la Grande Place sería raro que fuese de otra manera...


jueves, 29 de diciembre de 2011

Ristorante Giannino

Ristorante Giannino
26 Rue Marché aux Fromages
Bruselas
(Bélgica)

Ya sabemos que la pizza no es un producto típicamente belga, pero no queríamos ninguno de los sitios 100% turísticos de la Grand Place ni de la Rue du Bouchers y este nos gustó. Si encuentras un buen italiano, siempre es una apuesta segura; y así fue. El servicio fue rápido, atento y amable y la comida muy rica: dos pizzas estupendas, delgaditas, pero no en exceso, crujientes y generosassss. Si no sois devoradores, quizá es mejor pedir una pizza y una ensalada y compartir los dos platos. Una fue la clásica Cuatro estaciones, pero para la otra nos dejamos aconsejar y pedimos la de Salmón Ahumado. ¡Muy buena! El salmón lo añaden una vez cocinada la masa, con lo que le da un toque muy fresco y sabroso. Para esperar nos sirvieron unos ricos panecillos con mantequilla y unas estupendas aceitunas, con un aliño muy suave y sabroso. ¿La bebida? ¡Cerveza, claro! Esta vez no fuimos demasiado originales, pedimos Leffe, una rubita y otra tostada. A pesar de ser una cerveza muy comercial y que es fácil de encontrar fuera de su país, sigue siendo una buena cerveza. Pagamos 32,10€.




miércoles, 28 de diciembre de 2011

Café Brasserie Á la Mort Subite

Café Brasserie Á La Mort Subite
Warmoesberg, 7
Bruselas
Bélgica

Si hay una cervecería auténtica en Bruselas, es esta. Es verdad que hay numerosos seguidores de Le Roi d’Espagne (Grand Place) pero quizá esta por estar más alejada del circuito turístico, aunque solo a un paso del mismo, hace que sea más verdadera. Llena de lugareños que se mezclan con turistas para degustar las más sabrosas cervezas belgas, es un auténtico templo de esta bebida.

No temáis por el nombre del local, tan sólo hace honor a la cerveza del mismo nombre y esa es la que probamos, una Gueuze (4,10€) nada común para nuestros paladares. Es una cerveza muy especial, más cercana al vino que a las cervezas que estamos acostumbrados a beber. Es una de esas delicias encuadradas en el Selecto Grupo de las Cervezas de Fermentación Espontánea, nada que vayas a encontrar en España; así que no olvides probarla si pasas por aquí; eso sí, sin prejuicios y sin juzgarla a la primera. Deja que te conquiste poco a poco. También probamos una Bush (4,70€), una cerveza dura, de alta graduación, de esas que llaman Dobles.

Para picar pedimos un Croque Monsieur (6,00€) y un Croque Hawaien (6,30€). Para los que no conozcáis este popular plato francés, no es más que un sándwich elaborado con pan de molde, jamón cocido y queso, asado al horno, a la plancha o en una sartén. La mayoría de las veces se sirve gratinado.

La carta no es muy extensa en platos. Hay algunas cositas para picar como los Sandwiches, Tablas de Queso, Salchichón, Salchicha Blanca o Tortillas, que tenían una pinta estupenda. Pero el objetivo del local es la buena degustación de cervezas. ¡Merece la pena y mucho, aunque sea carillo!



martes, 27 de diciembre de 2011

Noordzee Mer du Nord

Noordzee Mer du Nord
St. Catherine
Bruselas
(Bélgica)

Este es uno de esos lugares auténticos, con gancho, fantásticos... que no puedes dejar de visitar si pasas por Bruselas. Es verdad que hay jaleo, desorden, risas; pero ahí y en su fabulosa materia prima está el secreto. Es una pescadería con barra en la calle. Si hace frío no os preocupéis porque con unas copitas de Vino Blanco y una Sopa de Pescado se entra en calor enseguida. Lo malo será si llueve, que puede resultar más incómodo. Sólo abren a mediodía, así que es una opción fantástica para un buen almuerzo a base de pescado.

Los empleados hablan francés, inglés y flamenco; pero no te preocupes si esto de los idiomas no es lo tuyo, con el lenguaje internacional de los signos y un poco de buena voluntad, todo está arreglado.

La carta incluye Croquetas de Gambas, Sopa de Pescado, Hamburguesa de Cangrejo, Salmón fresco a la Plancha, Ostras, Mejillones al Natural o con Vino Blanco, Lenguados... Un sin fin de delicias que deleitan a todo el que pasa por allí. Nosotros fuimos un día a tomar un aperitivo de Ostras con Vino Blanco, ¡deliciosas! por 9,70€ y el último día nos despedimos con Media Docena de Ostras, unas Gambas a la Plancha y un Salmón cuyo sabor te transporta a lo más lejos. La calidad del producto es innegable y su preparación sencilla y sabrosa, es espectacular. Muy buenas las salsas que acompañan la ensalada y los pescados, en su justa medida, acompañando, pero no embadurnando. Pagamos 28,80€ y nos fuimos "Más contentos que unas Pascuas".




lunes, 26 de diciembre de 2011

Fritland

Fritland
Rue Henri Maus, 49
Bruselas
(Bélgica)

Alguna vez habrás oído que no hay patatas fritas como las belgas y puede que sea verdad. Aunque esto de las "patatas fritas" es un asunto muy delicado, y es que la mayoría piensa que las mejores patatas fritas son las de su madre o las de su abuela... Lo que sí es verdad es que la patatas fritas tienen aquí un sabor muy especial y una consistencia crujiente. Dicen los expertos que es así porque las fríen dos veces y que la receta perfecta es aquella en la que se fríen a 140ºC y después, tras un reposito, se doran un minutillo a 170º C. Grado arriba, grado abajo, lo que es verdad es que Bélgica está llena de Friteries donde degustar un buen cartucho de patatas con innumerables salsas: mahonesa, ketchup, curry-ketchup, española, de carne, cocktail...

Fritland fue el primer establecimiento de este tipo que encontramos nada más llegar a Bruselas. Cerca del Palacio de la Bolsa está esta Freiduría en la que no solo las patatas son las reinas. Aquí estas comparten protagonismo con los conocidos "Metraillete" un bocadillo llamado así por su tamaño y en el que puedes añadir los ingredientes que te apetezca: salchichas, hamburguesa, pepinillos, ensalada y por supuesto, ¡patatas fritas!

No es el local más glamuroso que hemos visitado en Bélgica, de hecho el olor a "fritanguilla" duró todo un día en nuestros abrigos. Es una opción barata para quitar el hambre, superpatatas, megabocadillo, cerveza y agua 11,20€. Lo que sí os recomendamos es que en lugar de comer dentro, os compréis un cartucho de patatas y las pidáis para llevar... Muy belga, y muy ricas.






sábado, 10 de diciembre de 2011

Antequera y la hostelería

Cuando a veces salimos y vemos ciertas actitudes entre algunos hosteleros antequeranos, nos preguntamos si realmente creen que los clientes caen del cielo. ¡Señores, algún esfuerzo habrá que hacer! Y no lo decimos solo porque es de sobra conocido el hecho de que es más fácil encontrar agua en el desierto que encontrar un bar abierto un domingo en Antequera; sino porque a veces la falta de tacto, la falta de visión comercial y los malos modos te hacen pensar "Anda, que voy a venir yo otra vez". 

Tras ver como te cierran la puerta de un bar en las narices, te empiezan a apagar las luces y a recoger todo a las 17.00 cuando en la puerta pone que el horario de cierre son las 21.00, pagar 2,50 por un vino que no vale ni la mitad, pagar las tapas unas veces sí y otras no... nos hemos propuesto elaborar el "Decálogo del Buen Hostelero". Imaginamos que a algunos hosteleros les gustaría elaborar el "Decálogo del Buen Cliente", pero no es el tema que nos ocupa, ese lo haremos otro día. Se trata de sacar a la gente a los bares, atraer a la clientela y tener turistas, ¡que buena falta hace!

Ahí van nuestras propuestas...
1. Abrir los fines de semana y festivos.
2. Poner en lugar bien visible el horario del local y cumplirlo.
3. Poner en una pizarrita o en la carta el precio de los vinos por copa y botella y si no es mucho pedir, las Denominaciones de Origen. 
4. Indicar si las tapas son gratis o no y de no ser así, su precio.
5. Ajustar los precios, no hay derecho a pagar 2,00€ por un refresco y unas patatas de bolsa o 2,50€ por un vino que no se sabe ni de dónde es.
6. Sonreír al cliente, si no es mucho pedir. A veces sientes como si te estuvieran haciendo un favor. ¡Señores, que les vamos a pagar! Ustedes hacen un servicio y nosotros pagamos por él, así de sencillo.
7. Indicar el precio de las sugerencias del día. A veces no se piden temiendo la "clavada".
8. Tener un detalle cuando hay retrasos, equivocaciones...
9. Cuidar el local: decoración, ambiente, ventilación (no queremos llevarnos la fritanga en la camiseta) y LIMPIEZA, desde la fachada hasta los baños. Aquí todo cuenta.
10. Intentar ser rápidos en el servicio, que no haga uno la digestión entre un plato y otro.

Seguro que hay más ideas que no se nos han ocurrido, si se os ocurren a vosotros mandarnos un comentario, que lo publicaremos gustosamente.


lunes, 5 de diciembre de 2011

Pastelería Txuritxu

Pastelería Txuritxu
C/ Santa Ana, 22
Soraluze / Placencia de las Armas
(Guipúzcoa)

Si hay un rincón perfecto en este pequeño pueblo guipuzcoano, ese es Txuritxu. Junto con el Restaurante Txurruka son los dos lugares que nos llevaríamos de este pueblo. Por más cafeterías que hemos visitado, no hemos logrado encontrar aún una que nos guste tanto como esta. Su bonita decoración, su trato amable, su exquisita repostería, sus magníficos cafés... hacen que este sea un lugar perfecto para relajarse y disfrutar. Puedes llegar a leer tu periódico tranquilamente y tomar un fantástico desayuno o merienda sin ninguna prisa. Nos gustan todos sus dulces y pastas, pero si hay un favorito por encima de todos, ese es la Palmera de Chocolate; todo un clásico en nuestros desayunos. Café y pastel recién hecho, 2,60€.

Además puedes comprar el pan, la prensa o algún regalito.