lunes, 15 de agosto de 2011

Girasole

Girasole
http://www.stjuliansrestaurants.com/sangiulianorestaurant/?page_id=27
(+356) 21359615
Spinola Bay
St. Julian's
Malta

Desde el primer día habíamos tenido ganas de ir a este restaurante. Una bonita terraza en lo alto del edificio con vistas a Spinola Bay lo hacen de los más deseable cuando cae la noche y las luzzus (barquitas maltesas) se reflejan en el agua.
 
La cena fue buenísima, probablemente la mejor de todo el viaje, pero sólo en calidad. Aquí el binomio calidad-precio no funciona. En la carta, en una esquinita y con pequeña letra cursiva indican que hay un consumo mínimo de 14,00€ sin incluir bebida. Nos parece bien, imaginamos que con la aceptación que tiene la terraza no quieren que alguien pida un vinito y se pase allí la noche. La gracia viene cuando al pedir nuestros platos el camarero nos indica amablemente que en lugar de lo que habíamos pedido, nos recomienda carne o pescado. Al decirle, "No, gracias" nos indica con una sonrisita que nuestra elección son entrantes y le decimos que ya lo sabemos. A final admite que el cargo de 14,00€ es por persona. ¡Acabáramos! Tanta sonrisa y palabrería para terminar ahí. La gracia vino cuando al terminar nuestros deliciosos Solomillo al Grill (19,00€) y Surtido de Pescado a a Parrilla (19,50€) nos traen la carta de postres. Todos a 5,50€. Vamos, que con nuestros entrantes y el postre llegamos a los 14,00€/persona sin problemas... en fín, que al grito de "Es nuestra última noche en Malta" pedimos un exquisito Tartufo y un sublime Tiramisu. Pero la noche nos tenía preparadas más sorpresas. ¡El cubierto! ¡1,60€ por persona! y una simpática frase al pie de la factura que ahora sien letras mayúsculas y bien grandes indica que el "Servicio no está incluido". Por si se te ha olvidado, una sonriente señorita resguardada en un despachito donde había que pagar, te pregunta amablemente dos o tres veces que si no quieres dejar propina. ¡ja, ja! En ese momento no sabes si reirte o decirle que ¿Cómo se puede tener tanta cara?
 
Conclusión: lo mínimo que puedes pagar aquí por un acena para dos personas con botela de vino de 10,00€ es 41,80€, que a nosotros se nos fue a 63,30€. ¡Muy listillos! Lo único que no podemos negar es lo riquísima que está la comida y lo bonitas que son las vistas... El precio no es ninguna barbaridad y la propina la solemos dejar siempre, pero es que tanta triquiñuela nos cansó un poco...
 




No hay comentarios:

Publicar un comentario