lunes, 18 de octubre de 2010

Restaurante Txurruka

Txurruka Jatetxea
Txurruka auzoa
943 751 581
Soraluze / Placencia de las Armas (Guipúzcoa)

Actualizado agosto 2016

Txurruka es todo un mito en esta zona del País Vasco. En el pequeño pueblo de Soraluze-Placencia de las Armas, al lado de Eibar, encontrarás este bonito caserío con buena materia prima y elaboraciones sencillas y sabrosas al final de una de esas típicas carreteras vascas llena de curvas.

Es el lugar de celebraciones familiares y de la "kuadrilla" cuando estamos en el norte, pero no es en esos momentos cuando más nos gusta. Con el comedor a tope y muchos menús previamente concertados, nos da la sensación de que la calidad y el servicio bajan un poco. Muchas prisas por servir, casi no te has sentado y ya tienes el primero delante. Rebañando el plato y ya tienes a alguien para recogerlo detrás. Me da la sensación de que todo se aligera demasiado. También me parece que los precios han subido poquito a poquito. No me entendáis mal, sigue siendo un restaurante estupendo, con unos precios más que ajustados, al que nos gusta volver, pero prefiero que sea un día cualquiera, con menos prisas y eligiendo tranquilamente.

Magníficas sus ensaladas: de Bacalao, Templada con langostinos y merluza, con vieiras y boletus... De los entrantes nos encantan los Fritos, los Espárragos rebozados y los Rollitos de Txangurro Buenos los pescados, con buen punto y acompañamientos: Bacalao al pil pil, RapeMerluza... y de lujo la Txuleta. Esas brasas que te dan la bienvenida antes de entrar al comedor ya te prometen lo que te espera dentro. Riquísimos los postres caseros, sólo actualizaría un poco ese Surtido que suele coronar las comidas de grupo, está ya demasiado repetitivo.

Tampoco estaría mal que fuesen renovando la vajilla un poco. No nos gustan nada las copas que te ponen para el vino, pequeñas y estropeadas. Imagino que reformar el comedor fue una gran inversión, pero no creo que con todo el público que tienen allí a diario suponga un gran esfuerzo ir cambiando esas copas por otras que hagan más justicia a la comida que disfrutas y el vino que acompaña. Quizá podrían dejarlas para los Menús Diarios, que tanto éxito merecido tienen, e ir poniendo unas más apropiadas para comer a la carta y para los fines de semana.

En resumen, obviando los pequeños defectos, es un restaurante del que es difícil salir insatisfecho. Buena cocina y buenos precios en un bonito entorno lo hacen una opción más que apetecible.

Ensalada templada de vieiras con mahonesa de boletus y vinagreta de coliflor
Merluza con tagliatelli de calamar
Txuleta de ternera
Lasaña fría de boquerones, crema de idiazabal y salmorejo

No hay comentarios:

Publicar un comentario