miércoles, 7 de mayo de 2008

Pod Wawelem

Pod Wawelem
ul. Koletek 20
Cracovia 31-069 (Polonia)

No es un lugar sofisticado, pero el servicio es excelente, el lugar es curioso, está bien situado y si estás hambriento, muy hambriento, no se me ocurre un lugar mejor al que puedas ir. El tamaño de los platos es increible y la cantidad que te sirven aún más. Yo no pude terminar y mi marido terminó con trabajo. Los platos son bastante económicos.

Pedimos tartar de salmón, pato y golonka (codillo de cerdo). Todo ello regado con litros de cerveza. Aquí la cerveza grande es de ¡¡¡un litro!!! y la pequeña de ¡medio litro!

El camarero que nos atendió era muy simpático y servicial. Nos invitó a un licor de cerezas riquísimo y luego nos escribió el nombre del mismo.

Consejo: con un plato único es más que suficiente porque además todos vienen acompañados con un plato de arroz, patatas, verduras... Si no sois muy glotones igual hasta podéis compartir uno.

Golonka (Codillo de cerdo)

martes, 6 de mayo de 2008

Restauracja Orzeł

Restauracja Orzeł
Rynek Główny 45
Cracovia (Polonia)

Los mejores pierogis (pasta parecida a los ravioli) que hemos tomado y os aseguro que en dos años hemos tomado muchos, fueron estos de Cracovia. Con una presentación inmejorable y un sabor suave y delicado, fueron el complemento perfecto para estas estupendas cervezas medio acabadas que veis en la foto. Teníamos ganas de picar algo y como aquí lo de la tapita o la ración no se acostumbra, pues nos entró antojo al verlos servir en otra mesa.

Si pasais unos días en Cracovia, no olvideis tomar unos pierogis en esta esquina de Rynek. Si el día es bueno, salir a la terraza y así podréis disfrutar del ambiente y los magníficos edificios que la ciudad ofrece al visitante.


lunes, 5 de mayo de 2008

Pastelería Pomorzanka

Pastelería (Cukiernia) Pomorzanka
Rynek, 59
Wroclaw / Breslavia (Polonia)

La semana pasada disfruté de unos días en Polonia y a comienzos de semana tuvimos un tiempo envidiable, así que aprovechamos en la calle desde las primeras horas del día. Uno de los lujos de esta ciudad son las terracitas de Rynek y Plac Solny. En este caso nos decantamos por Rynek, la Plaza del Mercado. Casi todas las ciudades centroeuropeas tienen la suya.

Ya que los dulces aquí son tan buenos, yo pedí una especie de tarta de manzana. Era como un bizcocho un poco borrachito y con crema y manzana por dentro, ¡un pecado! Lo acompañé con un café con leche. Aquí la leche se suele pedir aparte, te la traen en una jarrita y ya tú le pones la cantidad que desees. Como no soy la única golosa, también pedimos un chocolate, que por cierto estaba estupendo.

Esta terraza es genial para disfrutar del ambiente de Rynek, gente yendo y viniendo a todas las horas del día y unos edificios que encandilan a cualquiera. Si vais, no dudéis en probar las tartas y dulces.